Suben un 30% las llamadas al Teléfono Ilumina una vida

La recuperación emocional prevista para el año del desconfinamiento está más lejos de lo que parece. Desde Fundación Alares advierten de la nueva ola de agotamiento emocional prevista para los próximos meses en España a raíz del pesimismo de las noticias y las circunstancias sociopolíticas y económicas que está atravesando Europa. Por eso, las llamadas al teléfono de escucha activa Ilumina una vida han aumentado un 30% en febrero de 2022 con respecto al mes anterior.

Desde Fundación Alares apuntan a posibles causas de este deterioro emocional. En primer lugar, el estallido de la Guerra en Ucrania; la cual ha hecho que muchas personas, en especial mayores, vuelvan a recordar situaciones pasadas, como la posguerra española.

En segundo lugar, la subida de precios y el encarecimiento de la energía tampoco está ayudando a generar tranquilidad a muchos usuarios que recurren al teléfono de ilumina una vida para buscar consuelo.

El tercer motivo de los casos más atendidos tiene que ver con la pandemia. Los recientes confinamientos de Navidad, el aumento de los contagios y el alto número de muertes siguen siendo las principales preocupaciones, en especial, de las personas mayores.

Por eso, desde Fundación Alares advierten que el exceso de recepción de noticias negativas puede llegar a producir una infoxicación que desencadene de nuevo en aislamiento y soledad. “Cuando estamos tristes o con pocos ánimos, tendemos a hacer menos cosas y a tener menos relaciones sociales. Si, además, sumamos que no hemos conseguido cicatrizar la herida emocional de la pandemia, el cóctel puede ser muy peligroso”, apunta Mar Aguilera, Directora de Fundación Alares.

Incidencia en acciones positivas y en la escucha activa

Desde Fundación Alares apuntan a posibles soluciones para paliar estos efectos negativos. En primer lugar, es muy importante trabajar de una manera empática con las personas y promover las acciones positivas que está haciendo la comunidad para paliar las consecuencias de una crisis. “Desde la recogida de alimentos, medicamentos y ropa; el apoyo a las personas refugiadas; las acciones solidarias de muchas empresas o el mensaje de unidad de la sociedad civil en general… todas estas historias positivas son fundamentales a la hora de trabajar la escucha activa y dar respuesta a estas consultas”, apunta Mar Aguilera.

En segundo lugar, es importante ofrecer recursos y derivarlo a unidades especiales de apoyo psicológico y psiquiátrico cuando se requiera. En muchos casos, los teléfonos de escucha activa, también llamados de la soledad, son la primera puerta de entrada de personas que necesitan ayuda. Por eso, el teléfono de Alares Ilumina una vida, 900 877 037, atendido por trabajadores/as sociales, psicólogos/as y también voluntarios, está ayudando a mejorar los mecanismos de apoyo emocional que necesitan en especial las personas mayores.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart